La presa del lago es una visita obligada en la zona, descúbrela en las alturas haciendo senderismo o ven a visitarla como parte de nuestras visitas guiadas.

[Actualizado el 27 de marzo de 2024]

Tras una decisión gubernamental y el plan vigipirata reforzado, las visitas guiadas a la presa hidroeléctrica de Guerlédan quedan canceladas hasta nuevo aviso.

Un foco en Bretaña

La presa de Guerlédan fue construida a principios del siglo XX. Su construcción, decidida justo después de la Primera Guerra Mundial, es sobre todo el resultado del encuentro de dos hombres visionarios: Joseph Ratier, subprefecto de Pontivy, y Auguste Leson, un joven ingeniero licenciado en electricidad. Estamos a principios de la década de 1920, una época en la que el Estado lanzó un importante plan nacional de electrificación.

Los trabajos

Después de unos diez años de estudios y trabajos, la presa se construyó en 1929 y al año siguiente proporcionó electricidad a gran parte de Bretaña. En aquel momento se hablaba de un gigante del hormigón que llevaría el “hada de la electricidad” a los hogares.

Yohann Hamonic

sus dimensiones

La construcción de la presa fue una verdadera hazaña técnica. Mide 45 metros de alto y 210 metros de largo, lo que en su momento la convirtió en una de las primeras y una de las más altas presas de Francia. El proyecto fue titánico para la época. Fue necesario hundirse 110 m3 de hormigón, un material nuevo para la época.

¿Sabía usted?

Es posible que el trabajo nunca hubiera visto la luz del día. Su construcción tropezó con numerosas dificultades técnicas y financieras. Si el proyecto se completó es gracias a la determinación de los actores y tomadores de decisiones de la época, y del contexto en el que la electrificación constituía una prioridad nacional.

La construcción de la presa dio origen a la Lago de Guerledan que, durante unos diez kilómetros, serpentea entre Côtes d'Armor y Morbihan.


¿Fue útil ese contenido?